Preguntas frecuentes

Revisa algunas de las Preguntas que nos han planteado otros usuarios, tal vez te ayuden a solucionar tus dudas.

La basura orgánica es la basura compuesta por restos orgánicos biodegradables y por tanto pueden convertirse en compost. Nos referimos a los restos de frutas, verduras, carne, pescado, cáscaras de huevo, marisco y frutos secos, restos de comida, posos del café e infusiones, papel de cocina y servilletas sucias y restos de jardinería doméstica.

Restos de frutas, verduras, carne, pescado, raspas de pescado, cáscaras de huevo, marisco y frutos secos, restos de comida, posos del café e infusiones sin grapas, papel de cocina y servilletas sucias, flores secas, y pequeños restos de jardinería doméstica.

No debemos depositar restos que no sean orgánicos, es decir, restos que no se biodegraden y que puedan contaminar el compost resultante. No depositaremos plásticos, metales, tapones de corcho sintético o plástico, restos de barrer o fregar el suelo, pelo, colillas, restos de elementos de higiene personal, pañales o excrementos de animales…Las cerillas a pesar de ser de madera, contienen elementos químicos, por lo que evitaremos depositarlas con los restos orgánicos.

Porque es la mejor forma de proteger el medioambiente y reducir el impacto del cambio climático. Además, le damos una segunda vida a los materiales, reducimos los costes de producción y mejoramos el aprovechamiento de los recursos.

Previenes la aparición y expansión de enfermedades, favoreces la regeneración de la tierra, reducirás el uso de energía y por medio de la economía circular, participarás en un uso más consciente de los recursos. En definitiva, mejorará tu calidad de vida, la de tu entorno más cercano y ayudarás a asegurar un futuro saludable y sostenible para nuestro planeta y las generaciones venideras.

Los residuos se someterán a un proceso de compostaje por el cual obtendremos compost de calidad, un tipo de abono natural para la tierra y los suelos destinados al cultivo y a la agricultura en general.

El papel de horno debemos depositarlo en el contenedor de resto, contenedor gris, pues este posee un tratamiento químico que con frecuencia es un baño de ácido sulfúrico para hacerlo impermeable. En el caso de los papeles de pescadería o carnicería, estos presentan una cara encerada, por lo que también debemos tirarlos en el contenedor de resto, pues no son reciclables.

No es obligatorio, pero sí muy recomendable. Puesto que son más transpirables, evitan la acumulación de líquido y facilitan el traslado. Si puedes utilizar una bolsa compostable, será mucho mejor para todos.

Recuerda que las bolsas de plástico no se biodegradan y que no debemos introducir materiales no orgánicos en nuestro contenedor, porque estos elementos contaminarán el compost resultante. Por eso recomendamos utilizar bolsas compostables, que son bolsas que se biodegradan junto a nuestros restos orgánicos y participan en la generación de compost de gran calidad.

No es obligatorio por ahora, pero es muy recomendable habituarnos a separar este y otros tipos de residuos, no solo porque contribuiremos a su buena gestión, transformación y reutilización, sino porque pronto tendremos que incluir esta práctica de separación por normativa europea y para hacer de nuestras ciudades y entornos lugares más sostenibles, saludables y amables con la vida de las personas.

Debemos depositar nuestros residuos orgánicos siguiendo el mismo horario establecido para el contenedor gris de resto.

Si el contenedor está roto, sucio o en un lugar inadecuado, puedes comunicarlo a través de la aplicación móvil ‘Almería Ciudad’. Indica el lugar y detalla la incidencia.

En el caso de las cajas de pizza que no están plastificadas ni pintadas, si estas están muy sucias, sí podríamos depositarlas en el contenedor marrón. El problema con las cajas de alimentos es asegurarnos de que estas no están plastificadas o muy tintadas, pues recuerda que no debemos introducir plásticos ni otros componentes químicos no orgánicos en el contenedor marrón. Ante la duda, siempre recomendamos no depositar cajas

El Punto Limpio se ubica en el Polígono Industrial Sector 20. Lo encontrarás en calle Aluminio, número 162, en Almería.

Generalmente, el papel y el cartón se asocian al contenedor azul para el reciclaje, sin embargo, sí podemos depositarlo en el contenedor marrón en determinadas ocasiones, cuando esté muy sucio o manchado de comida, aceite o salsas. En el caso de las cajas de cartón como las de pizza, las depositaremos en el contenedor marrón, cuando estas estén muy manchadas y el cartón no pueda reciclarse.

Nos referimos a jardinería doméstica cuando hablamos de restos que se suelen desechar en casa. Ramos de flores, macetas, césped cortado, hojas muertas y hojarasca, tallos pequeños… Los restos de grandes dimensiones deben depositarse en el Punto Limpio.

No depositaremos ropa en el contenedor de orgánica, recuerda que tienes el contenedor Rojo, para toda la ropa que ya no uses.

Los residuos que contengan restos biológicos, como pañales, compresas, tiritas, etc., no solo son restos orgánicos, sino que están compuestos por materiales sintéticos normalmente absorbentes en los que encontramos el residuo biológico y este material no puede separarse ni biodegradarse. Estos elementos debemos depositarlos en el contenedor de resto.

¿Quieres saber más?

Si quieres conocer más sobre cómo reciclar, te mostramos más información que puede ser de gran ayuda.

Los españoles separamos muy bien en el contenedor. ¿Sabías que solo se registra un 2% de impropios? Es decir, materiales que no deberían estar ahí: bolsas de plástico, envases ligeros, platos y vajillas, etc.

Saber más.

Hay algo que todos tenemos en común: el aire que nos da la vida y, cada vez más, nos la quita. 9 de cada 10 personas* respiran aire contaminado en el mundo.

Ver guía.

Existe una serie de productos que acaban en el contenedor equivocado. Y son los denominados “impropios”.

Ver errores más comunes.